Eber Pérez Díaz, responsable de gestión ambiental de la comuna bandina, señaló que dicha inspección obedeció a una denuncia por contaminación ambiental que realizó la propietaria de la laguna Lagarto Cocha, responsabilizando de aquello no solo a la escuela de la policía, sino también a la asociación de vivienda Óvalo del Sur.

El funcionario edil aseveró que el agua aparentemente no está muy contaminada en el trayecto de la quebrada que corresponde a la escuela policial, pero eso solo lo determinará el análisis de laboratorio que se mandará a realizar.Todo lo contrario sucede en la asociación Ovalo del Sur,donde el agua está totalmente contaminada debido a que los moradores arrojan ahí sus aguas residuales.

Ante esta situación, dijo que coordinarán con la Escuela de la Policía y los demás actores involucrados en este tema, para hacer la limpieza de la quebrada, y luego hacer lo propio en la asociación Óvalo del Sur.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí