Las comunidades indígenas del país tienen derecho a exigir al Poder Judicial una justicia confiable y segura, sostuvo la jueza suprema Elvia Barrios Alvarado. “Los jueces y juezas tenemos que entender que estamos para servir y las comunidades indígenas tienen que exigir una justicia confiable y segura, demanda que no es un favor sino un derecho”,remarcó. Barrios Alvarado recibió en Palacio de Justicia a Diana Ríos Rengifo, representante asháninka de Alto Tamaya-Saweto (Ucayali), hija de Jorge Ríos Pérez, uno de los cuatro líderes de esa comunidad nativa, asesinados el 2014 por madereros ilegales que operan en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *