El cierre se logró gracias a un operativo inopinado, con presencia de representantes de la gerencia de fiscalización municipal, quienes en coordinación con la fiscalía de prevención del Delito y representantes del sector salud, con el objetivo de revisar las condiciones higiénicas que brindan las diferentes pollerías.

El cierre se ejecuta en cumplimiento del Reglamento Administrativo de Sanciones (RAS), y esto hasta que el propietario realice las acciones propias al cierre del local,como parte de un trabajo institucional,donde lafiscalía y salud forman parte fundamental de los operativos, señaló,Rubén Fernández Bocanegra,gerente defiscalización.

Agregó que continuarán fiscalizando los locales que dan el servicio de comidas, programado hasta fin de año, con el propósito de dar la seguridad en salubridad a los ciento de comensales que visitan estos establecimientos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí