Transportistas en riesgo de volcar con sus pasajeros, vecinos imposibilitados de salir de sus casas con normalidad, malezas y lodo le convierten en un peligro constante a la carretera antigua del distrito de Manantay.

Durante nuestro recorrido por este lugar, corroboramos que el estado en avanzado deterioro de esta vía revela la indiferencia hasta el momento de la primera autoridad distrital, sus funcionarios del área correspondiente y de la parte industrial que más perjudica a esta carretera.

Los transportistas con sus pasajeros tienen que hacer peripecias para poder llegar a su destino y piden al alcalde de la jurisdicción que haga algo al respecto, incluso, demandan a los empresarios madereros que sacan por este lugar sus productos que pongan de su parte. Si en el día esta carretera es un peligro, no nos imaginemos como es en las noches o cuando llueve, los enormes huecos que hay en casi todo el tramo empeoran la condición de nuestros conciudadanos que tienen la obligación de pasar por esta vía en completo abandono.