El automóvil de Walter Carr se averió el jueves pasado en el momento menos indicado: al día siguiente, viernes, iba a empezar a trabajar en una empresa de mudanzas. Por eso, la única solución que encontró Carr fue caminar durante la noche, a través de los suburbios de Birmingham, Alabama, Estados Unidos.

Recorrió una distancia de 32 kilómetros, entre Omewood y Pelham, para llegar a tiempo a su primer día de trabajo. En el camino, Carr se encontró con un agente de policía que, impresionado por su historia, lo invitó a desayunar. Carr debía realizar una mudanza en casa de Jenny Lamey, quien al abrir la puerta se lo encontró junto al policía. El joven y el agente le contaron la historia a Lamey, y ella, conmovida, escribió un mensaje en la página de Facebook de la empresa de mudanzas. “Orgullosos de haber encontrado a este joven. Ciertamente tuvo un impacto en nosotros”.

En su escrito, Lamey contó que ella y su esposo se despertaron temprano el viernes pasado en la mañana para recibir a la empresa de mudanzas, que debía llegar alrededor de las 08:00 a.m. – Infancia en Nueva Orleans – Carr llegó a las 6:30 am a la casa de Lamey, una hora y media antes de lo pactado. Por eso, ella le ofreció un descanso antes de que llegara el resto del equipo de mudanzas, pero él se rehusó y se puso a trabajar. “Todos vimos la increíble historia compartida por Jenny sobre uno de nuestros empleados, Walter Carr, pero muchos nos han preguntado si tenemos algún video del momento en que el CEO @LukeMarklin agradeció a Walter por la perseverancia que demostró en su primer día”.

Mientras la ayudaba con la cocina, Carr le contó a la mujer detalles sobre su infancia en Nueva Orleans, Louisiana, y sobre cómo su familia se había mudado a Houston, Texas, después de que el huracán Katrina destruyó su casa en el 2005.

“No puedo decirles qué tan emocionada estuve con la historia de Walter y su viaje”, escribió Lamey. Luke Marklin, el director ejecutivo de la compañía de mudanzas Bellhops, condujo desde Tennessee el fin de semana para conocer a su nuevo empleado. Después de charlar mientras tomaban una taza de café, Marklin le entregó a Carr las llaves de su propio Ford Escape 2014.

“Estoy sinceramente impresionado con él”, dijo Marklin. “Todo lo que hizo ese día es lo que somos: corazón y coraje”. Una campaña en línea para ayudar a Carr con los arreglos de su automóvil recaudó más de US$8.000. Ahora, él planea graduarse de la universidad en diciembre con un título en ciencias de la salud.

El lunes pasado, Carr le dijo a los periodistas que estaba agradecido de haber tenido la oportunidad de trabajar: “Este fue el primer trabajo en mucho tiempo que me dio la oportunidad de ser contratado”, le dijo a la página de noticias AL.com. “Quería demostrar que yo era alguien con dedicación.

Me dije a mí mismo que iba a conseguir este trabajo de una forma u otra […] No importa cuál sea el desafío, uno puede superarlo siempre. Nada es imposible a menos que lo hagas imposible”, afirmó. Lamey abrazó a Carr después de recibir el regalo y le dijo: “Has cambiado todas nuestras vidas, Walter […] Eres un joven muy especial y vas a hacer grandes cosas. Ya lo eres”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí