Más bien, el motivo podría ser una competencia más agresiva, dice Saleh. Entre los rivales están Dunkin’ Donuts y McDonald’s, que ofertan una bebida helada por tiempo limitado hecha con café frío. Sara Senatore, analista de restaurantes en Bernstein, también señaló que Starbucks tuvo una exitosa “hora feliz” de frappuccinos con precios reducidos hace un año, pero que los clientes disminuyeron cuando terminó la promoción.

Así que otro problema podría ser simplemente que “la gente no quiera consumir frappuccinos a precio regular”, dijo. Como las bebidas de café frías son cada vez más populares, Starbucks también intenta diferenciarse con bebidas como tés de sabores que permiten que la gente controle cuánta azúcar agrega.

Por ahora, los frappuccinos todavía representan 11% de los ingresos de Starbucks en Estados Unidos. Tras años de crecimiento, Starbucks pasa apuros para subir las ventas en general y planea disminuir su expansión en EE.UU. La compañía dijo que cerrará 150 tiendas de las más de 14,200 en el país por bajas ventas, aunque las nuevas aperturas compensarán por mucho esos cierres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí