El sacha inchi es un cultivo que se adapta a suelos ácidos y con alta concentración de Aluminio, por lo que es apto para ser empleado en programas de recuperación de suelos degradados.

La asociación de sacha inchi con cultivos de cobertura permitirá mejorar la fertilidad del suelo, controlar el desarrollo de malezas y contrarrestar los procesos de erosión; además la integración de leguminosas como cobertura en los cultivos favorecerá la fijación de nitrógeno, acumulación de materia orgánica y el mejoramiento de las propiedades fisicoquímicas del suelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí