Momentos de angustia se vivieron en los servicios higiénicos del hospital Felipe Arriola Iglesias más conocido Hospital Regional de Loreto, al conocerse que una paciente embarazada de 18 años se encontraba en el baño de varones dando a luz. La gestante Ingrid Nori Vergara acudió esta mañana al nosocomio junto a su esposo con los dolores del parto.Pero, solo le dijeron que camine.

Según su pareja no le realizaron ningún examen para conocer en qué fase de dilatación se encontraba o si el feto estaba bien. “Yo le dije a la obstetra que mi mujer tenía fuertes dolores y que el bebé ya va a nacer. Pero, no me hizo caso. Solo me dijo que esos dolores son normales en mujer primeriza.

Cuando mi esposa se fue al baño se reventó la fuente”, contó a él joven padre. Poco después la madre fue retirada en una camilla, junto a su hijo, donde el menor no sufrió daño alguno y se encuentra en sala de pediatría.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí