Una vez más los hermanos indígenas vuelven atentar contra el medio ambiente. Así lo dio a conocer Petroperú, confirmando un nuevo atentado al Oleoducto Nor Peruano en el Km 193, en la zona del distrito de Morona, a 500 metros de la Comunidad de Mayuriaga.

Los pobladores de la zona hicieron efectiva su amenaza que dejaron por escrito en el Memorial firmado el día 20 de noviembre del 2018, disconformes con los resultados de las últimas Elecciones Municipales en ese distrito.

Dicha amenaza fue comunicada por Petroperú de manera oportuna a las entidades competentes, quienes no apresuraron el tema para prevenir lo que se venía venir. Conocido el hecho que fue propalado hoy en medios de comunicación locales por los mismos atacantes del Oleoducto, personal de Petroperú activó el Plan de Contingencia para ubicar el lugar del atentado.

Pero la situación se agravó más, debido a que al momento de ubicar la zona afectada, los pobladores de la Comunidad Mayuriaga no permitieron que personal de Petroperú proceda a reparar la tubería y contener el derrame del hidrocarburo.

Ante el daño ocasionado al medio ambiente y la salud pública , los representantes de Petroperú solicitaron la intervención de la Policía Nacional y el Ministerio Público, ya que se trata de un acto delincuencial a la infraestructura del Oleoducto Nor Peruano que es considerado como un activo crítico nacional, del cual mueve parte de la economía del estado peruano.