Pensó que iba ser uno de los mejores días de su vida, pero encontró la muerte a manos de la persona que le prometió amor eterno. Se trata de la joven loretana Joanna Da Silva Valles, de 20 años. Quien había llegado a Lima desde Requena aproximadamente hace dos semanas para pasar unos días en familia con el padre de su hijo, el cual ya se encontraba radicando en la capital hacía varios meses atrás.

La joven requenina se ha convertido en una más en las estadísticas de feminicidios que ocurren constantemente en el Perú. Los familiares indicaron que Da Silva estaba por viajar a Iquitos, pero tuvo una fuerte discusión con el padre de su menor hijo, el cual acabó con su vida estrangulándola.

El autor del crimen fue identificado como Christopher Mejía ya fue detenido horas después por la Policía Nacional, se encuentra actualmente en la Depincri (Departamento de Investigación Criminal) de Independencia para las investigaciones del caso «Yo hablé con él y me dijo que estaban discutiendo y se le pasó la mano.

Yo no he visto a mi hermana, pero el policía que hizo el parte me dijo que tenía la cara morada y huellas en el cuello», contó el hermano de la víctima. El cuerpo de Joana Da Silva llegó ayer en horas de la tarde a Requena, donde fue recibida por sus familiares, amigos y la población requenina. Hoy a las 10 de la mañana le darán cristiana sepultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *