Al interior de una vivienda ubicada en la calle Calvo de Araujo 774, fue encontrado en un charco de sangre, Carlos Aranda Maytahuari (60), quien murió instantáneamente, luego de caer de cabeza desde varios metros de altura. La tragedia ocurrió cuando Aranda se encontraba techando su vivienda.

Sus familiares hallaron ayer el cadáver . Informaron que el anciano estaba trabajando techando el inmueble, y que al parecer cuando subía nuevamente para culminar su labor, cayó de manera estrepitosa de la escalera de aproximadamente 5 metros.

El cadáver fue llevado hasta la morgue del Ministerio Público, para las diligencias correspondientes. “No había retornado a la casa para almorzar, así que salimos a buscarlo donde trabajaba, y lo encontramos muerto.

La señora de la casa lo contrataba porque sabía que hacia un buen trabajo”, manifestaron los deudos. La policía nacional llegó al lugar juntamente con el representante del Ministerio Público, quien ordenó el levantamiento del cadáver. El cuerpo del sexagenario viene siendo velado en su casa de la calle Unión 229.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí