Tumbes, operados hasta noviembre pasado por una empresa concesionaria. Entre los avances, Pastor destacó la atención de 221 emergencias y urgencias en servicios de agua potable y desagüe del 1 al 31 de diciembre del 2018, es decir, desde que inició formalmente sus operaciones en esta región.

De aquella cifra, 105 fueron por problemas en el servicio de agua (rotura de tuberías, baja presión, entre otros) y 116 fueron casos de atoros y aniegos de aguas servidas, que fueron resueltos gracias a un equipo de técnicos y el uso de un hidrojet con alto poder de succión. En los siguientes días se continuará con un plan de limpieza preventivo de las redes de alcantarillado, para lo cual se contará con una más de estas máquinas.