Sandra Guerra, madre de Fiorella Manrique Guerra, informó que su hija sería una de las propietarias del predio.Manifestó que el desalojo fue un abuso de autoridad porque la policía y los matones llegaron sin orden judicial.

Asimismo, responsabiliza a una ex fiscal de apellido Chuquivilca, a quien también le atribuyen un abuso de autoridad y que estaría sorprendiendo a las autoridades con supuestos documentos falsos con el que les acaban de desalojar.

Por otro lado, manifestó que la ex fiscal sería quien asumió la potestad de unos ciudadanos brasileros que dicen ser los dueños de la propiedad. Pero, los agraviados reiteraron que es falso y que les dejan en la calle sin fundamento legal.