Avezados delincuentes asaltaron y robaron a mano armada en el domicilio del alcalde de Masisea, donde se apropiaron de más de 22 mil nuevos soles. El dinero se encontraba guardado en el dormitorio de la víctima. Eran cuatro sujetos, entre ellos una mujer, en horas de la mañana llegaron hasta la vivienda del burgomaestre, ubicado en la cuadra uno del jirón Sánchez Cerro, asentamiento humano 9 de Octubre, jurisdicción del distrito de Callería, frente al parque Paul Harris, más conocido como “parque Otorongo”, los mismos que estaban vestidos como inspectores de salud. La empleada doméstica les atendió, pero se negó a brindarles información y abrirles la puerta. Ante esta negativa dos de los hampones sacaron sus pistolas e introdujeron por la rendija de la ventana encañonando a la trabajadora de la casa. Con amenaza de dispararla, la obligaron abrir la puerta. Una vez dentro del predio la maniataron de pies y manos, para luego dirigirse al dormitorio de sus patrones y apropiarse del dinero. Después abandonaron la vivienda huyendo con el botín con rumbo desconocido. Los delincuentes curiosamente conocían bien el horario de la familia del alcalde Marden Contreras Ramírez. Para perpetuar el asalto esperaron pacientemente que la esposa saliera a su centro a trabajar en la municipalidad distrital de Manantay y que los jugadores de fútbol que representan al distrito de Masisea, fueran a desayunar en sus local de pensión. Tras violentar la puerta de la habitación, y el cajón de la cómoda encontraron los 22 mil 500 nuevos soles. El dinero era producto del ahorro de la pareja de esposos. El caso viene siendo investigado por los agentes de la Divincri- Pucallpa, los mismos que se encuentran abogados en la identificación, ubicación y captura de los hampones que perpetuaron el asalto y robo a mano armada, toda vez que la empleada doméstica proporcionó valiosa información y las características físicas de los delincuentes, el mismo que es de gran ayuda para la policía. (D.Saavedra)

Comentarios