El alcalde del distrito de Yarinacocha, Gilberto Arévalo Ribeiro, dijo “puede estar en la mesa pero yo nunca toqué la plata”, cuando era trasladado por la policía desde la vivienda 245 de la calle Schreiber, en San Isidro, Lima, hasta el médico legista y luego al Ministerio Público. Cierto o no, pero su imagen hoy en día se muestra con falta de calidad moral. Se observa además en las imágenes emitidas a nivel nacional que la policía tras las diligencias realizadas en la vivienda en San Isidro. Inicialmente fue trasladado el alcalde hasta la sede del médico legista y en horas de la madrugada a la fiscalía anticorrupción donde permanecería detenido. En las imágenes del video también quedan registrado los fajos de billetes de 100 soles que estaban para ser entregados al alcalde aparentemente producto de la coima. Por ese motivo queda claro que la autoridad no habría tocado el dinero, lo que genera debate y suspenso. (Miller Murrieta)

Comentarios