Chachapoyas.-  El  Jurado Nacional de Elecciones (JNE) aprobó el padrón electoral  y la cédula de sufragio  que se empleará en la Consulta Popular de Revocatoria a realizarse el próximo 11 de junio en los distritos de San Cristóbal del Olto y la Jalca Grande.
En el caso del padrón, la Dirección Nacional de Fiscalización y Procesos Electorales del citado organismo electoral desarrolló un exhaustivo e intenso trabajo de constatación del listado inicial de electores remitido por el Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (Reniec). Dicha labor de campo, realizada al amparo del artículo 176 y 178 de la Constitución Política,  incluyó detectar si los ciudadanos residían en los domicilios consignados o si la dirección existía, si había errores en sus nombres o si los electores habían fallecido.
Al culminarse la etapa de fiscalización, se remitió al Reniec las observaciones encontradas para su debida subsanación. Con respecto a las cédulas  el organismo electoral ha considerado un diseño de cédula con la inclusión de un código de barras cuya principal ventaja es reconocer en forma única y no ambigua las cédulas de sufragio que se emplearán en las mesas de sufragio. El código de barras impreso en color negro será idéntico para todas las cédulas de un mismo distrito y aparecerá en la esquina superior derecha y en el vértice inferior izquierdo. La publicación de la cédula tiene como objetivo someterla al procedimiento de presentación de tachas, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 167° de la Ley Orgánica de Elecciones (LOE). La cédula de sufragio tendrá 16.00 cm. de largo por 21.00 cm. de ancho cuando tenga uno a dos autoridades sometidas a consulta. A su vez, medirá de 23.00 cm. de largo por 21.00 cm. de ancho cuando incluya entre tres a cuatro autoridades. Solo en el caso que la cédula contenga cinco a seis autoridades sometidas a consulta su tamaño será de 29.70 cm. de largo por 21.00 cm. de ancho como sería el caso de la Jalca Grande en donde el alcalde Abel Chávez y cuatro de sus regidores pasarán a revocatoria.  En el cuerpo de la cédula se enumera en una primera línea correlativamente  las autoridades sometidas a consulta, al lado izquierdo, y, a la derecha,  en una segunda columna,  la pregunta si la autoridad debe dejar el cargo  que ocupa. La primera opción de respuesta es un recuadro impreso en fondo verde con el texto “SI”. La segunda opción de respuesta es un recuadro impreso en fondo color  celeste con  el texto “NO”. Para la consulta popular de revocatoria se utilizará voto manual.
Según la nueva Ley de Participación y Control Ciudadanos, la consulta popular de revocatoria solo se puede aplicar por una sola vez en el periodo del mandato de su gestión y se realizará en el tercer año del mandato de las autoridades elegidas. Con la nueva normatividad, ya no se realizarán nuevas elecciones para reemplazar a las autoridades que resulten revocadas. De ser así, serán sustituidas por sus accesitarios hasta que concluya el período de mandato. (R. Villacrez)

Comentarios