La Fiscalía de Prevención del delito representada por Edwin Salatiel Vásquez Bazán, el Teniente Gobernador Rusbel Perales Ramos y el Microbiólogo de la oficina de medicina legal Cristian Rivera, intervinieron la planta de tratamiento de agua potable de Bagua Grande bajo la administración de EPSSMU, donde tomaron pruebas del líquido elemento que toman los baguagrandinos, el cual viene llegando completamente contaminado.
En el lugar y con el apoyo del gerente de EPSSMU Francisco Cruz Castillo, el microbiólogo del Ministerio Público, tomó las pruebas del agua que tomamos y prometió que para este viernes tendrá los resultados de la misma, pruebas que servirá al Fiscal de Prevención, para que opine por el inicio de las investigaciones bajo la dirección del Fiscal penal de turno.
Como se conoce, el gerente de EPSSMU ha declarado que la contaminación del agua, se debe a que su proveedor de insumos químicos, no trae desde Lima las cuatro toneladas de sulfato de alumina para purificar el agua que toman las familias de Bagua Grande, que fueron compradas por EPSSMU y se mantienen en Lima más de 15 días, mientras la población recibe agua no tratada, con feo olor y color marrón por las impurezas que trae, tras la falta de dicha sustancia química.
A la empresa de EPSSMU se le critica no tener iniciativa para solucionar este problema, gestionando un vuelo de acción cívica de emergencia en El Valor o haber aprovechado los dos últimos vuelos cívicos que llegaron a Chachapoyas, teniendo en cuenta que está en riesgo la salud de miles de baguagrandinos. (J.Flores)

Comentarios