El subprefecto de Picota, Polidoro Tenazoa Upiachihua, denunció públicamente haber sido víctima de un presunto intento de estafa, luego que a su domicilio en la localidad de San Hilarión le llegara un requerimiento de pago de un estudio jurídico que se hace llamar “Grupo de Recuperación y Servicios SAC”. Dicho estudio jurídico, con domicilio en La Banda de Shilcayo, le indicaba que debía pagar en un plazo de 48 horas la suma de 5 mil 487 soles en cualquier agencia del BCP o Agente BCP, o de lo contrario accionarían legalmente contra su persona. Lo curioso de este caso es que la autoridad picotina aseveró que nunca hizo un préstamo al Banco Continental, el cual, según los presuntos timadores, databa del año 2011. En otro momento, Tenazoa Ushiñahua refirió que el presunto estafador con el que se contactó a su celular, quien se identificó con el nombre de Renato, le había hecho llegar el requerimiento de pago, diciéndole que por estar cercano la celebración del Día de la Madre, podía pagar solamente la suma de 1,500 soles, y con ello su cuenta sería totalmente cancelada, con lo que procederían hacerle llegar su carta de no adeudo. También señaló que acudió al BCP para saber de quién era la cuenta a la que tenía que depositar el supuesto dinero que debía, y allí le dijeron que no podían proporcionarle el nombre del titular de la cuenta. También fue al Banco Continental, donde supuestamente se originó esta deuda, y allí le dijeron que su persona nunca había solicitado un préstamo ni le habían otorgado algún crédito. Finalmente, dijo que se comunicó a través del teléfono fijo con el supuesto estudio jurídico, y le respondió una señora que no sabía nada al respecto. Haciéndonos pasar por Polidoro Tenazoa, nos comunicamos con Julio Nima, el supuesto representante de este estudio jurídico, quien nos dijo que la supuesta deuda adquirida databa de hace mucho tiempo a causa de una tarjeta de consumo del Banco Continental que “nos fue entregada con un monto de 1,700 soles”. Señaló que dicha deuda fue generando intereses hasta llegar a la suma de 5 mil 487 soles, por lo que fue vendida al BCP sin conocimiento del deudor, para que, a través de su representada, pudiera hacer efectivo el cobro. Julio Nima no quiso responder porqué un banco compra la deuda de un cliente de otro banco sin conocimiento de éste, argumentando que son temas legales en los que no entraría en detalle, y que en todo caso, si es que deseaba llegar a un acuerdo con este supuesto “cobrador coactivo”, debía acercarme a su estudio jurídico con dirección en La Banda de Shilcayo, y pagar allí la suma de 2 mil soles, con lo que la deuda quedaría completamente saldada, y la diferencia de 3 mil 487 soles sería condonada, algo imposible de ser, ya que los bancos no permiten este tipo de arreglos con sus clientes. Este presunto intento de estafa sería denunciado en las próximas horas, según nos refirió por el hilo telefónico el subprefecto de Picota, Polidoro Tenazoa Upiachihua. (R. Gatica)

Comentarios