El descuido de dejar la cocina a leña prendida cerca a la pared sin que lo utilices, habría provocado un voraz incendio que dejó en escombros la precaria vivienda de una humilde familia quienes lo perdieron todo, quedando ropa encima. La familia damnificada no pudo rescatar nada de sus pertenencias, toda vez que habían salido a la calle, los mismos que al regresar se dieron con la ingrata sorpresa que su vivienda, ubicada en la última cuadra de la avenida Sáenz Peña, asentamiento humano PPK, populoso barrio “La Hoyada”, se encontraba en escombros. Los damnificados del incendio hacen un llamado a las autoridades de turno y precandidatos políticos de la región que se acerquen ayudarlos para construir nuevamente sus casitas, ya que lo perdieron todo y no tienen para comprar los útiles escolares de sus niños. (D.Saavedra)

Comentarios