El desnivel de la carretera Iquitos – Nauta, en el tramo del kilómetro 35, por poco enluta a cuatro familias que viajaban a bordo de una moderna camioneta de placa de rodaje A5F-0 76, que terminó sufriendo la rotura de su sistema de dirección hasta despistar el vehículo que terminó en medio de pequeño lago. La mitad del carro se encontraba sumergido en la fuente de agua y llevaba entre sus pasajeros al alcalde de Trompeteros, Miguel Vásquez Gonzales (56), quien viajaba con destino a la ciudad de Nauta en compañía de funcionarios de su gestión. Los primeros en brindarles ayuda fueron trabajadores de la Dirección Regional de Salud, quienes se toparon con la tragedia cuando se desplazaban en una camioneta de la institución. La desesperación se apoderó de todos cuando se percataron que las víctimas estaban atrapadas a punto de morir ahogadas, pues más de uno se encontraba inconsciente producto de los golpes. Los trabajadores de salud dieron inmediato aviso al personal del SAMU, que rápidamente llegó al lugar; para realizar el transbordo hacia la ambulancia. Los médicos brindaron los primeros auxilios estabilizándoles para evitar más daños en sus cuerpos. Las heridos fueron identificados como Andrés Salas García (53) chofer, Belinda Va l l e s L u c a s (40), Estela Jipa Pezo (45) y Mig u e l V á s q u e z Gonzales (56); todos ellos sufrieron golpes en diversas partes del cuerpo y por descartar fracturas en brazos y piernas; pero Estela Jipa fue quien sufrió más daños en cabeza, corte en el cuero cabelludo remangándole hasta mostrar el cráneo, perdiendo abundante sangre. Todos ellos fueron trasladados a bordo de la ambulancia hacia la clínica Ana Sthall, quedando todos bajo un monitoreo médico constante para evitar complicaciones. (D. Rosales)

Comentarios

Comentarios