Ante la irregularidad de Sporting Cristal, las miradas apuntan al chileno por ser refuerzo extranjero. Mauricio Viana llegó al Perú con la ilusión de dejar huella ya que reforzaría el arco de un grande como Sporting Cristal, que en inicios del año se alistaba con el objetivo de hacer un campañón en Copa Libertadores y además, buscar el título peruano. Sin embargo, el primer paso fue una pesadilla porque Sporting Cristal fue eliminado en la fase de grupos. Sumó con las justas dos puntos tras los dos empates a cero conseguidos ante Santos de Brasil y The Strongest de Bolivia en Lima. El portero chileno, consciente que el puesto que tiene es muy difícil, busca hacer sus mejores actuaciones ya que carga con la responsabilidad de hacer olvidar al pueblo cervecero la opaca actuación que tuvo Diego Penny. Mauricio Viana llegó con el sello se “salvador” y ello levantó su ego para sacar adelante el equipo. Desde que llegó al cuadro celeste, Viana, buscó marcar la diferencia con el achique, estiradas “felinas”, salida con el balón y liderazgo. Es para la crítica y los fanáticos cerveceros, uno de los refuerzos que viene respondiendo con altura, por algo suma 34 cotejo con la celeste. De los jales que han sumado este año como Rolando Blackburn, Joel Sánchez, Renzo Garcés y Christian Ortiz, el chileno es el que más ritmo de juego y nivel a mostrado en la cancha, sumado a ello su caracter para decir las cosas de frente. Pese a no conseguir la Copa de Verano y el Torneo Apertura, Viana, se esmera por lograr el Torneo Clausura. El “1” cervecero sabe que al equipo le falta ajustar las piezas contratando dos refuerzos de nivel para que sea sólido en defensa y ataque, por lo que igual se las juega con lo que tiene a sabiendas que el grupo deja todo en el campo. Viana espera ser campeón, nadie le cambie el “chip” porque sería su primer título jugando en el extranjero. ¡Veremos qué pasa!. EL DATO: Mauricio Viana integró la Selección de Chile Sub-17, Sub-20 y selección mayor en dos oportunidades.

Comentarios