El director regional de Agricultura, Ing. José Reátegui Vega, descartó ayer la presencia del caracol africano en la selva. Tal precisión fue realizada por la autoridad agraria, tras la alerta que hizo el Servicio Nacional de Saneamiento Agrario – Senasa sobre la presencia del caracol africano en la costa del país, al que culpan de haber transmitido enfermedades a personas que han tenido contacto con este molusco, Reátegui aseveró que las únicas variedades de caracoles existentes en la selva son el comúnmente llamado congompe y los caracoles pequeños pucashimi, que son comestibles siempre que se los ponga en cuarentena antes de su consumo. Reátegui Vega aseveró que los caracoles africanos negros transmiten enfermedades a los humanos porque están en contacto con el suelo, consumen desperdicios, y por lo tanto son portadores de parásitos y bacterias peligrosas para la salud de los seres humanos. Finalmente, dijo que los caracoles negros son propiamente del mar, y por ello su presencia en la región e casi nula. (R. Ga

Comentarios