Un padre de familia, quien se ganaba la vida honradamente trabajando como vigilante nocturno en una conocida empresa constructora en el km. 9 CFB, encontró trágica muerte al ser arrollado brutalmente en el pavimento por una camioneta. Lejos de bajarse del vehículo para auxiliar a la víctima, irresponsablemente el chofer huyó del lugar en medio de la oscuridad existente en la zona. La tragedia ocurrió a las siete de la noche del pasado sábado, cuando la víctima Luis Romeo Gallardo Vargas de 37 años, llegaba a su centro de labores la empresa constructora “Wuthsa”, situada en el km. 9.800 CFB, conduciendo su motocicleta lineal. Al finalizar las barandas de metal de ese sector, pretendía doblar en “U”. De pronto intempestivamente apareció a velocidad y en sentido contrario una camioneta, quien salió del grifo del frente donde minutos antes había presuntamente abastecido de combustible, el mismo que también se dirigía a cruzar al carril siguiente para dirigirse al centro de la ciudad. Fue entonces que embistió violentamente al motociclista, quien sufrió fractura en el cráneo y otras partes de su cuerpo perdiendo la vida en el acto. El chofer y sus ocupantes de la camioneta, aprovecharon la calle desolada y oscura para darse a la fuga a velocidad con dirección a la ciudad de Pucallpa. Los motocarristas se percataron del cadáver del vigilante tendido en el pavimento al pasar por el lugar minutos después de lo ocurrido y a esto se unieron otros transportistas haciendo una aglomeración en el lugar hasta que sus compañeros de trabajo que estaban al frente vinieron a ver qué había sucedido, dándose con la ingrata sorpresa que un trabajador estaba muerto. Tras tomar conocimiento del fatal accidente se hicieron presentes los efectivos policiales para controlar el tránsito en el lugar, ya que había sido interrumpido por los curiosos, compañeros de trabajo y familiares del cadáver. Después de casi cinco largas horas de espera, recién hizo su aparición el fiscal de turno de Yarinacocha con el médico legista, para las diligencias del caso, los mismos que fueron increpados por los familiares y personas presentes por la demora en llegar. Se conoció que el occiso Luis Romeo Gallardo Vargas, tenía tres meses trabajando como vigilante en la empresa constructora “Wuthsa”.Antes estuvo en el Corah. El fallecido deja conviviente con tres menores hijos en la orfandad, de las edades 15, 05 y 03 años respectivamente. La camioneta causante del accidente fatal aún no ha sido identificada. Se encuentra como no habida para la policía, que investiga el caso. (D.Saavedra)

Comentarios